Esté tranquilo el convento...

Esté tranquilo el convento

a pesar de que no cante.

Mejor, pues no hay quien me aguante

cuando me pongo contento.

Además, tengo el aliento

de una joven muy bonita,

¡que hay que ver cómo recita

mis poemas la mujer!

¿Qué pena puedo tener

si a vivir su amor me invita?

 

Mas sé de alguno que opina

que soy viejo y que es muy bella...

Alguien que busca querella

o siente envidia cochina

Con esa tremenda inquina

sé muy bien lo que ha de hacer,

pues se la puede meter

por donde mejor le quepa,

que en tanto escribir yo

(Leer más)

Anécdotas de un poeta - ¿Publicar o no hacerlo?

 

Hoy hace una semana venía de realizar unas gestiones cuando me detuve en el quiosco de Prensa de un amigo, en plena calle de Alcalá.

Estuvimos charlando un instante y observé que tenía unos cuantos libros de los llamados “de viejo”, al precio cada uno de un euro. Curioso, como de costumbre, los eché un vistazo y me hallé con la sorpresa de encontrar las LEYENDAS de Gustavo Adolfo Bécquer en dos pequeños ejemplares y LE LAZARILLO DE TORMES. De Anónimo. Ya saben, el autor más prolífico que nunca ha existido.

Las LEYENDAS las tengo desde mi juventud y calculo

(Leer más)

La laringe

No será la mejor para un cantante,

mas tampoco sería yo el primero,

el tabaco es falaz y es traicionero

y a la postre no hay cuerpo que lo aguante.

 

Pero pienso que ya es sufrir bastante

y sufrir mucho más ya es que no quiero,

de esta vida fugaz fui otro viajero,

uno más que miró siempre adelante.

 

Porque nunca temí la puñalada

asesina, alevosa, del vecino;

no le tuve temor jamás a nada,

 

pues la muerte es del hombre fatal sino.

Mantener siempre franca la mirada

fue mi lema y, quizás, mi desatino.

 

¿Cuál será mi destino?

El

(Leer más)

En el cenit estaba de mi vida...

Se marcharon los dos que más quería...

Las palabras surgieron de mi boca...

Las palabras surgieron de mi boca

malsonantes, tal vez, mas no inseguras;

resultaron, quizás bastante duras,

pero fruto jamás de mente loca.

 

Para todos pensé yo ser la roca

cuyo abrigo cubriese las futuras

asechanzas, sus miedos, las locuras

que la vida a su paso nos coloca.

 

Pero no pudo ser, ¿En qué habré errado?,

me pregunto mil veces y no acierto

la respuesta acertada que quisiera.

 

Reconozco de sobra que he pecado,

mas no pienso que quieran verme muerto

por coger una simple borrachera.

 

Tal vez diez,.. Cuando muera

la respuesta obtener me gustaría.

Pero tarde será quizás tal

(Leer más)

Si es cumplir por cumplir, ¡vengan mil años!

Irse o volver - El villano en su rincón

Las fotos son vestigio del pasado...

Las fotos son vestigios de un pasado

que puede ser quizás desconocido,

no tienes más que ver el parecido

con alguien anterior y estás pasmado.

 

La vida que él vivió fue su legado

y piensas cómo aquél pudo haber sido

si en vez de maltratarse... !Un sin sentido!

El caso es que fue así y todo saldado.

 

La herencia que les deje yo a mis nietos

espero que les sea provechosa,

ya sé que valen poco los sonetos,

 

se aprecian más los bienes que otra cosa.

Dinero y propiedades son objetos

que todos ambicionan, no una rosa.

 

Y flores en

(Leer más)

Soñar en la vejez será locura...

Soñar en la vejez será locura,

mas puede ser también un aliciente.

Volver a la tarea nuevamente

te aleja de una muerte prematura.

 

¿Soy viejo para qué? Porque perdura

el brillo, aunque no crean, de mi mente

y puedo competir con mucha gente

más jóvenes quizás pero inmadura.

 

Se dice del Demonio que es muy listo

debido a su vejez y eso es seguro,

que tengo que morir ya lo he previsto,

 

mas nadie sabe cuál es su futuro.

Mañana puede ser, ¡no quiera Cristo!,

pues quiero antes triunfar, se lo aseguro.

 

Trabajo y amor puro

suponen retornar a nueva

(Leer más)
Cerrar